Duro comunicado de la UCI en reclamo de más seguridad tras atraco a conocido comercio local

La entidad gremial criticó la demora en llegar de la policía al lugar del hecho y reclamó una urgente reunión con la cúpula de la UR XVII.

Luego del asalto que se produjo en horas de la noche del martes del conocido “Autoservicio Ale” de calle Tucumán esquina Presidente Roca de San Lorenzo, la Unión de Comerciantes e Industriales del Departamento San Lorenzo (UCI ) emitió un duro comunicado por medio del cual buscan “llamar la atención a las autoridades ministeriales de la Nación y de la Provincia, como de las Fuerzas de Seguridad y de la Policía bajo su mando, por la recurrencia e intensidad con que concretan y llevan adelante estos atracos”.

Tras solidarizarse con la familia Cabral y los empleados víctimas del atraco, (“históricos y reconocidos comerciantes de nuestra ciudad, activos socios de esta entidad gremial empresaria”), aseguran que se trató de “un hecho alarmante e inusitado caracterizado por sus violentas, cinematográficas e intimidantes actitudes claramente planificadas y desarrolladas”.

En esta situación en particular nos ocupa la llamativa, sorprendente y sugestiva logística, violencia y despliegue de armamento inusual con que se han maniobrado estos delincuentes, incluyendo hasta ciertos rasgos de impunidad en sus comportamientos”, aseguraron desde la UCI.

Luego criticaron en el mismo comunicado el accionar policial al que califican como “deficiente”. “El Servicio 911 ha sido deficiente, demorándose más de diez minutos en hacerse presentes en el lugar del hecho ubicado en el casco céntrico de la ciudad. Minutos que han sido ‘obsequiados’ a los malvivientes para llevar adelante su ‘golpe’ con absoluta tranquilidad e impunidad”, expresaron.

La entidad planteó además que es “urgente, imprescindible y necesario articular políticas de seguridad preventivas y predictivas, coordinadas con la participación de los distintos actores de la sociedad”, tras lo cual solicitaron “en carácter de urgencia una reunión con las más altas autoridades de la Unidad Regional XVII de nuestro Departamento San Lorenzo y del Ministerio de Seguridad de la Provincia”.

Poniéndose “nuevamente y como siempre, a disposición de dichas autoridades”, la UCI aseguró que ese encuentro es necesario “con el objeto de coordinar tareas que alivien la dramática situación de inseguridad que vivenciamos directa e indirectamente los vecinos de nuestra ciudad y de la región en su conjunto, incluyendo esta pandemia de COVID-19, donde la entidad con sus socios ha estado y se encuentra presente desde el inicio de la misma, colaborando con todo el personal de la Policía de la Provincia de Santa Fe”.

Alrededor de las 20 horas del martes, dos delincuentes encapuchados y armados irrumpieron en el “Autoservicio Ale” (perteneciente a la familia del secretario municipal de Gobierno, Alejandro Cabral), ubicado en la esquina de calles Tucumán y Presidente Roca donde redujeron al propietario y a una empleada para luego robar el dinero de la venta del día.

Mientras uno de los asaltantes permaneció en la vereda el otro -visiblemente exaltado- ingresó con un arma de fuego y luego tomó una cuchilla perteneciente al comercio, con los cuales amenazó al propietario y a una empleada a quienes obligó a tirarse al suelo para llevarse la recaudación, dándose finalmente a la fuga a bordo de una moto.

FUENTE: Sintesis

Comenta con Facebook

WHATSAPP

ENVIANOS TU WHATSAPP

SEGUIR

SUSCRIBETE

SUSCRIBETE A YOUTUBE 0